BLOG SOBRE JUAN PASQUAU - PERIÓDICO INTEMPORAL



PERIÓDICO INTEMPORAL DEDICADO A JUAN PASQUAU

Para que vuelvan a acercarse a la obra del escritor ubetense quienes tuvieron la suerte de conocerlo, para que lo descubran quienes no lo conocieron, para que todos crezcan en permanente conversación con sus escritos y su pensamiento.

martes, 20 de abril de 2010

ABRIL



Mayo es ya, decididamente primavera; pero Abril... Abril representa la gran crisis ministerial de los meteoros... ( ? ). Bueno, quiero decir que cuando llega Abril –dimitido ya el invierno– no sabe uno a qué atenerse respecto al gobierno de los Elementos. ¿Manda la Lluvia? ¿Manda el Viento? ¿Manda el Sol? Cualquiera es capaz de...

En Mayo, el buen tiempo, bien calificado ya, no se deja afectar por cualquier golpe. Pero Abril es vulnerable como un adolescente. De pronto sol radiante; y por la noche ¡quién sabe! Ahora esa alegría retozona y, un poco después, esa tristeza inexplicable... ¡Qué raro estás, Abril! Como cuando decimos: ¡Qué pálido vienes, muchacho!

Abril: nostalgias del invierno y, por otra parte, ansias inefables e inexplicables. Un mes sin personalidad. Para personalidad, Enero; para personalidad, Julio; para personalidad, el mismo Noviembre...

En abril podemos necesitar gabardina o gabán. O chaqueta sport. O incluso un traje veraniego... ¿En qué quedamos, Abril? Se debate entre el frío y el calor, entre el cielo azul y el cielo gris, entre la brisa suave y el viento. No se decide Abril a la acción; no cuaja ninguna decisión meteorológica constante. Duda Abril... Si llueve, si llora, es a tropezones –esto es, a chaparrones– , sin tranquilidad... como a hurtadillas; siempre bajo la sospecha de Febo: ardiente, celoso, abriéndose paso entre las nubes secándoles las lágrimas violentamente, brutalmente.

Los refranes –los muy villanos– se han ensañado con Abril, este mes tan... jovencito. “Si no hubiera Abril –dice uno– no habría año vil”. “Abriles buenos y buenos hidalgos –afirma otro– muy escasos”. Y, todavía otro “Al principio o al fin, Abril ha de ser ruin”...

¿Abril ruin? Pero, ¿por qué Abril ha de ser ruin? ¿Qué puede hacer, el pobre, sino lo que hace? Sirve de puente; es un mes puente... y al fin le pasa lo que a todas las situaciones- puente, combatidas de uno y otro flanco.

...

Pero los poetas aman a Abril, el más adolescente. “Gozar de Abril es lo que importa”, escribía Rubén. Abril adolescente, con la pureza de los verdes purísimos, virginales. Abril de escalofríos trémulos y de ardores inmaturos. Abril, el de las florecillas madrugadoras, el de las florecillas franciscanas despiertas ya, cuando, más cómodas, dándoselas de más señoriles, duermen todavía las rosas; las rosas que aguardan la hora de Mayo.

Mañanas maravillosas de Abril, todavía sin emancipar del rocío y ya tan graciosas, a cuerpo gentil, iluminadas de primavera... Mañanas maravillosas de abril, de verdes sin amarillez, de verdes sin mancha, que todavía no ha estropeado el sol.

(Publicado en Diario “Jaén” el 1 de mayo de 1951)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy, 21 de abril, JP habría cumplido 92 años. Se le olvidó decir en este artículo que él nació en el mes de abril. El artículo lo escribió en abril de 1951. Las rosas de las que habla ("duermen todavía las rosas; las rosas que aguardan la hora de Mayo"), estaban a punto de llegar a su vida. Luego pudo pudo vivir y disfrutar 27 abriles más, hasta que él se salió del calendario. Treinta y dos abriles más han pasado sin él: este artículo es un buen homenaje a este mes tan suyo.

Miguel Pasquau.

rosa dijo...

Hoy,23 de abril,dia del libro, me apetecia encontrarme con Juan Pasquau y me ha parecido maravilloso su artículo del mes de abril.Yo entonces tenia 2 meses y nunca lo habia leido y ahora que lo hago por primera vez he sentido que Juan Pasquau sigue vivo y acaba de escribirlo para todos nosotros